El buen mantenimiento del sistema de iluminación salva vidas

julio 19, 2016
El número de fallecidos en siniestros con poca luz creció un 9% el pasado ejercicio, rompiendo así la evolución a la baja que se venía registrando desde hacía una década. Por ello es tan importante que el sistema de iluminación del automóvil esté en perfecto estado. Y que cuando una de las lámparas se funde, se sustituyan por parejas. “Se da la circunstancia, además, de que año tras año casi uno de cada cuatro de los defectos más graves detectados en las ITVs españolas tienen que ver con el alumbrado y la señalización, una estadística que pone de manifiesto el enorme camino aún por recorrer en materia de mantenimiento responsable de la iluminación del vehículo”, comenta Juan Sologuren, responsable de la marca de lámparas para el automóvil Philips.

¿Por qué cambiar las lámparas por parejas?


La sustitución de bombillas por parejas es una práctica de mantenimiento del automóvil altamente beneficiosa en términos de seguridad, ya que evita que el haz de luz resultante al cambiar una única lámpara pueda quedar descompensado o que la unidad no reemplazada falle poco tiempo después de que lo haya hecho la primera debido al natural desgaste de sus filamentos. Además, si una de las bombillas es más luminosa que otra, tanto las marcas de la carretera como las señales de tráfico no se reflejarán adecuadamente. Además, una lámpara nueva con un haz de luz de 75 metros apenas iluminará 50 metros pasados 3 años.